Fase II – 2012

2012 Cultura urbana, espacio público y recursos – Estética y materialidad

El aunar las ya existentes opiniones de expertos de la Universidad Técnica de Viena (TU Viena), por ejemplo los campos Tecnología, Sustentabilidad, Cuidado de Recursos, Ecología y Estética genera para la investigación de los espacios urbanos que se extiende a varias disciplinas científicas y los aspectos de cultura urbana un gran desafío, si se quiere adelantar sistemáticamente la producción material del espacio de manera más allá de los campos de trabajo (interdisciplinariedad). Los diseñadores urbanos, entre ellos los arquitectos paisajístas, planificadores urbanos, diseñadores urbanos y arquitectos se dedican primariamente con los recursos, como por ejemplo calidad de los materiales y la expresión estética de los espacios públicos y aspectos de cultura de la construcción (Baukultur). En el contexto del cambio climático se esfuerzan por planificar el uso cuidadoso de los recursos e incorporar nuevas tecnologías para la generación de energía en un diseño orientado ecológicamente de los espacios públicos. Desde el punto de vista de la cultura de la planificación, los procesos informales por los recursos políticos juegan un rol importante en la cuestión, cuáles actores e instituciones influyen puntualmente o en toda la ciudad en el desarrollo urbano y fomentan la producción material de la ciudad. Los recursos pueden recibir aquí también una dimensión política en el contexto de llamado “pooling” de recursos, también el acceso y la disponibilidad de redes de tecnología e infraestructura sensibles y de reacción interactiva juegan un rol cada vez mayor en la política económica crítica de la ciudad y vastos análisis actor-red. Al mismo tiempo, el foco sobre la escacez de recursos y su posible administración en el desarrollo urbano es, en sí mismo, de carácter económico. Con la agudización de la competencia por atención y reputación entre las ciudades – aquí se trata de economías simbólicas y mediales – aumenta la significancia en la cultura urbana de los recursos “blandos” inmateriales. Por ello, para el año 2012 el Centro Interdisciplinario de Cultura Urbana y Espacio Público va a dirigir sus intenciones, por medio de la asociación interdisciplinaria de diferentes puntos de vista ya existentes en la actualidad de manera fragmentada y desligados entre sí en la TU de Viena, sobre la importancia de los muy diferentes recursos para el desarrollo de los espacios urbanos. Aquí vale, rastrear los lugares de conexión entre el cambio tecnológico y de la construcción, y el progreso social y de diseño, que garantizan la protección del valor de uso de los bienes generales y colectivos, así como del carácter público de los espacios públicos como sitios, en los que la vida pública se despliega provechosamente.

Pero, la investigación sobre las condiciones de vida material en las ciudades contiene siempre, implícitamente, la cuestión social, aunque muchos investigadores no estén concientes de ello debido al trasfondo de bienestar del mundo occidental. Sólo cuando el aprovisionamiento material de calidad de vida en las ciudades llega a sus límites mínimos, se muestra claramente frente a los ojos de los diseñadores urbanos el privilegio propio de su tarea normativa: la dotación de zonas urbanas, especialmente de espacios públicos y areas de vivienda, con una buena calidad material, es un nucleo del trabajo del aprovisionamiento primario de la población urbana con condiciones de vida dignas. Al lado de esta obligación del aprovisionamiento básico aumenta la importancia de la elección de avances estéticos, también bajo el trasfondo de un aumento en la saturación informativa y déficits de atención, si se quiere avanzar en la desaceleración de los actuales ritmos de vida en la sociedad capitalista competitiva y la liberación del stress en los espacios urbanos saturados de estímulos.

La estética está muchas veces bajo la sospecha, por parte de los investigadores urbanos, de estar al servicio de la revalorización económica y la despolitización de las cuestiones sociopolíticas, o de facilitar la segregación social estructural a travéz de códigos simbólicos en los espacios públicos. Pero tiene, por el otro lado, amplios efectos de percepción psicológica y es portadora de asignaciones de significados de la cultura de la construcción que reflejan el mantenimiento de los valores y tradiciones de la sociedad urbana. En los espacios públicos se efectivizan un amplio espectro de percepciones estéticas: más allá de la estética cotidiana y esquemas de alta cultura, la estética aborda la sensibilidad en general, y con ello, las experiencias y sensaciones de las personas – su afecto. Aplicado de manera inteligente, las pretensiones estéticas pueden, en el caso óptimo, otorgar sentido, estimular el bienestar y poner a servicio de la sociedad urbana en el sentido mas amplio – no sólo a la mayoría de los electores – las nuevas tecnologías de manera cuidadosa con los recursos.

El eje central 2012 “Cultura urbana, espacio público y recursos – Materialidad y estética – refiere por ello a los muchos puntos de vistas de aquellos materiales, con los que se levantan los arrangements de la construcción de los espacios públicos, así como la materialidad de las intervenciones de cultura urbana. Planteado de manera abstracta, nos ocupamos de la producción material del espacio como una faceta de la producción espacial social, en el que a la estética se le puede otorgar un rol especial, empero ambivalente . Al mismo tiempo, el cambio estético es una dimensión de ingreso analítico irrenunciable de la urbanística para la investigación de fenómenos parciales muy diversos del cambio social.

El Centro Interdisciplinario de Cultura Urbana y Espacio Público elige por ello, en el año 2012, una aproximación interdisciplinaria cuyo objetivo es reunir las multifacéticos bagajes de conocimientos de diversos colegas y colaboradores de la TU Viena, trabajar en nuestra institución de manera que se extienda mas allá de las disciplinas, trabajos y áreas, para adquirir conocimientos sobre las nuevas tecnologías para el espacio publico y las intervenciones de cultura urbana. También queremos tematizar la amplia inclusión de la innovación tecnológica y la materialidad de uso racional de recursos bajo el trasfondo de los conocimientos y críticas culturales y sociales. Ya que la estética también puede servir como dimensión de inicio socio-científica para la produccion de conocimiento para la planificación urbana y la adquisición de conocimiento en la investigación urbana, y por ello ser una conexión para los subsiguientes temas anuales.