Premisas

Espacios públicos como procesos sociales

El SKuOR es un centro multidisciplinario que rastrea los puntos de contacto entre estudios urbanos y gestión y diseño urbano, entre práctica y teoría en los ámbitos combinados de cultura urbana y espacio público. Con expertos y expertas de diversas disciplinas y países se intenta elucidar cómo funcionan los espacios públicos en tanto procesos de socialización en la ciudad. Esta „sedimentación“ espacial construida, por ejemplo tomando la forma de proyectos diseñados y planeados, en los que se fortalecen aspectos de cultura urbana de los diversos actores con mas sus diversos intereses. Para recibir aportes inspiradores tanto de la teoría y práctica de la planificación, como de la teoría e investigación urbana, el Centro Interdisciplinario de Cultura Urbana y Espacio Público acordó, sobre la base de las ideas propuestas por la Assoc. Prof. Dr. Sabine Knierbein tres programas trienales de contenidos:

  • Cultura Urbana, Espacio Público y Sociedades Urbanas – Sociedad Civil, Estado, Mercados (2009-2011)
  • Cultura Urbana, Espacio público y Desarrollo Urbano – Recursos, Conocimiento, Formas de Vida (2012-2014)
  • Cultura Urbana, Espacio público y la Educación de Profesionales Urbanos – Pasado, Presente, Futuro (2015-2017)
  • Cultura urbana, espacio público y el habitát de la vivienda (2018)

Más informaciones.

Diversidad de perspectivas interdisciplinarias, transdisciplinarias y post-disciplinarias

Con ello se quiere, como primera premisa, tener en cuenta la complejidad del objeto, pues finalmente los espacios públicos no son sólo un campo de perspectivas multidisciplinarias, sino que también una esfera social de expresión variada que busca imponer muy diversos intereses. Y también ocuparse de las chances, al mismo tiempo diferenciar y distinguir a los actores en los espacios públicos, y el encauzamiento estructural que los planificadores/as y arquitectos/as aquí realizan, ilustran la diversidad de capas del objeto cultura ciudadana. Esta comprensión se basa en la premisa, que en los procesos de producción de espacios públicos, casi siempre participan actores de la sociedad civil, del Estado y de los mercados con muy diversos recursos, bagajes de conocimientos y formas de vida. Estos actores e instituciones actúan a veces influyendo y diseñando directamente en el espacio público, e influyen con ello como planificadores urbanos, diseñadores urbanos e investigadores urbanos en los procesos de la producción del espacio material y mental, social y cultural, de manera sistemática y limitadamente. Ellos tienen sólo una influencia real limitada en la vida social y cultural pública que se despliega en los espacios públicos. Su radio de acción en los espacios públicos es muchas veces sobreestimado por algunos, mientras que otros virtualmente lo niegan, por ello resulta necesario encontrar una aproximación post-disciplinaria a nivel analítico que permita comprender los procesos de producción de la forma urbana desde una comprensión espacial, es decir, construir un puente entre morfología y procesos societales. Para ello se debe ajustar la perspectiva sobre los espacios públicos en el sentido de moverse sobre la delicada línea entre el resultado de la construcción y los procesos de producción societal. Con los términos “interdisciplinario, transdisciplinario y post-disciplinario” se tematizan variadas aproximaciones de la aplicación sistemática de la variedad de perspectivas – abarcando los campos de la universidad (inter), entre ciencia y praxis (trans) o desde la complejidad del objeto (post). Porque se trata de aunar, ajustar y precisar el conocimento hacia los espacios públicos desde diferentes ámbitos, de acuerdo a su relevancia político-social en el sentido de un progreso del conocimiento científico.

Know Why y Know How

Una segunda premisa del trabajo del Centro es la combinación del Know Why (Teoria) con el Know How (Práctica). Porque los conocimientos generados desde la investigación científico-social espacial son confrontados en vista a su referencia de aplicación y realización con miradas desde la planificación y el diseño espacial, para que futuros egresados de arquitectura y planificación espacial, así como de otras disciplinas espaciales, sean instruídos a aprender y diferenciar las lógicas de ambos modos de acercamiento, que muchas veces corren de manera contraria entre sí, pero sin embargo enlazados mutuamente, y trabajar las ventajas de ambos modos de acercamiento y aplicarlos de una manera reflexiva y competente. Concretamente se pregunta: ¿Cómo pueden los planificadores, así como los diseñadores, intervenir como actores de esta confusa situación social, en los procesos para revaluar la calidad de los espacios públicos ya en el proceso de su producción y producir un aporte creativo para equilibrar los intereses sociales en las ciudades? Finalmente, se realiza la pregunta acerca de las posiciones básicas normativas, sobre qué posicionamientos políticos se basan tanto la planificación como el diseño y sobre los cuales se deben fundamentar – en el sentido de una sociedad democrática en la ciudad.

Principios explorativos y producción espacial.

En éste campo de tensión se basa la tercera premisa del trabajo del Centro: el trabajo con principios explorativos en planificación e investigación. Aquí el eje son las innovaciones en la planificación e investigación, así como sobre la pregunta acerca de como se puede, con métodos de investigación y docencia modificados (P. Ej. spatial filming, action research, serious games, etc.), producir aproximaciones modificadas en las problemáticas espaciales. En éste principio siempre está presente una reflexión acerca de las diferentes comprensiones del espacio que influencian el accionar de las personas y que es producida por éste. El trabajo con principios explorativos metodológicos en la investigación espacial y la planificación espacial debe por ello entenderse como un alegato a favor de una reflexión permanente sobre las concepciones espaciales de la teoría y la práctica, cuya necesidad se manifiesta con la mirada crítica hacia el campo de tensión entre los espacios (públicos) percibidos, diseñados, así como vividos en las ciudades actuales.